Ante la ofensiva Globalista «Agenda 2030»

Comunicado de Orreaga Nabar Estatu Pentsamendua
Ante la ofensiva Globalista «Agenda 2030»


El imperialismo rampante y sus acólitos autóctonos nos están arrebatando de manera brutal nuestra dignidad y los más elementales derechos a la preservación de nuestra salud física y mental, y nadie alza la voz.
Todos los partidos políticos y sindicatos que se autodefinen como «vascos» y los supuestos movimientos y agrupaciones independentistas, ver estatalistas, que se dicen enfrentados al imperialismo y a sus métodos, todos, sin excepción alguna, callan como auténticos bellacos, al amparo de la aceptación silenciosa y aséptica, cuando no agresiva, de gran parte de la población cómplice directa -por activa o por pasiva- de estos degenerados y parásitos genocidas que componen las actuales estructuras de mando, extranjeras y «locales», del fascismo y el imperialismo en nuestros territorios ocupados.
¿Qué se puede esperar ante la pasividad de un pueblo que mira para el otro lado mientras son asesinados sus padres y abuelos en centros de «salud» convertidos en mataderos, mientras se ceban con sus propias hijas e hijos de corta y no tan corta edad, enviados a verdaderos lugares de tormento y trastorno físico y sicológico, que llaman centros «educativos», de crecimiento, expansión y desarrollo?
Este reiterado y criminal ataque contra una población indefensa y sin recursos para protegerse -debido en gran medida a su desidia y apatía creciente y prolongada- ha puesto a cada cual en su lugar y lo que es peor, ha conseguido que el propio pueblo, en su mayoría, se convierta en cómplice necesario de estos depredadores, de estos delincuentes, para que lleven hasta el final sus propósitos, quitando algunas honrosas y seguramente crecientes excepciones que se han levantado contra este genocidio en ciernes y que representan lo más valioso de lo poco que parece quedar de este pueblo.
Nos incluimos en estos últimos y nos comprometemos en expandir y hacer llegar el mensaje de la libertad, de la dignidad y de la autodeterminación de un pueblo que por serlo debe recuperar y luego preservar, cueste lo que cueste, su poder. 
Todos los que colaboran con esta atrocidad, bien sean profesionales de la sanidad, de la educación, de la administración y quiénes alientan o silencian estos hechos entre la población, de alguna manera tendrán que rendir cuentas de su inefable actuación ante las futuras y actuales generaciones que ya crecen entre nosotros. Que decir de jueces, políticos, medios de desinformación masiva y huestes armadas…
A los que ven y son conscientes de este horror y que por miedo o falta de garantías no se atreven a denunciar este ataque brutal dirigido a todos nosotros, animarlos a que se unan y engrosen las filas de una resistencia democrática y concienciada que se oponga y desbarate los planes de estos psicópatas desde una actitud activa en favor de la libertad y contra el fascismo autoritario que emana de la delincuencia imperialista organizada y sus colaboradores locales, que pretenden acabar con este y demás pueblos. Objetivo al que nunca renunciaron, ni renuncian, ni renunciarán y que hoy lo ven más cerca que nunca. 
No se lo permitamos.
Desde los territorios ocupados del Estado europeo de Nabarra, a 27 de setiembre de 2020.   

6 thoughts on “Ante la ofensiva Globalista «Agenda 2030»

  • Reply xoxua octubre 29, 2020 at 6:12 pm

    En esta guerra, camuflada de crisis sanitaria y elevada de manera falsa e insidiosa a «Pandemia», oigo hablar un día sí y otro también de negacionistas, refiriéndose a los que afirman que no hay motivos de salud tales como para decretar y ejercer un Estado de Sitio sin límite alguno en el tiempo y totalmente ilegal al no formularlo de ese modo -por imposible- contra la población mundial.
    Con lo cual, estaríamos hablando de afirmacionistas y no precisamente de negacionistas.
    Los negacionistas serían más bien los que nos están usurpando la información, mintiendo un día sí y otro también, cremando pruebas, desorientando y desplanificando a la población, negando el oxigeno a criaturas de seis años y demás edades, arruinando negocios levantados con esfuerzo e ilusión, amenazando, obligando y coaccionando a gentes que anhelamos vivir en libertad por ser algo intrínseco en el ser humano y por qué hemos venido a este mundo para que así sea y garantizárselo a los que acaban de llegar y a los que están en camino.
    Los negacionistas siguen confiando en que los pájaros nacidos en jaulas crean que volar es una enfermedad.

    • Reply arandio noviembre 1, 2020 at 9:17 pm

      Estoy cagado de miedo.
      Desde la crisis del 2008 cada vez cosas mas y mas raras pero cada vez mas cerca ,como la pelicula esa en que suplantaban cuerpos pero ahora con mentes cada dia hay alguno mas convertido a esa nueva religion globalista(que tiene sus mandamientos, su fe revelada,su inquisicion)

  • Reply arandio octubre 23, 2020 at 7:35 pm

    Al fin leo a alguien de Euskal Herria que habla como siempre hablamos los vascos .
    La ostia yo he votado a Vox estas elecciones pero si hay alguien que vuelva a gritar por Dios,Euskal Herria y la familia ahí estare.

  • Reply itxaropena octubre 12, 2020 at 12:53 pm

    Sólo le pido al Pueblo que la vida no le sea indiferente, aislado y sin haber hecho lo suficiente. Es un Monstruo Grande y pisa fuerte toda la pobre inocencia de la gente. Que algunos pocos de miles de traidores puedan más que un Pueblo, que ese Pueblo no lo olvide fácilmente.

  • Reply Iokin septiembre 30, 2020 at 1:27 pm

    En mi opinión por encima del bien y del mal creo que están los denominados medios de comunicación «oficiales», cosechando muy buenos resultados, por cierto. Una población embozada huyendo de un espectro que ha entrado por su televisor y demás medios de «comunicación», mientras la tenían en reclusión criminal domiciliaria las 24 horas, entre cuatro paredes, durante semanas y bombardeándola con noticias apocalypticas un día sí y otro también. El resultado, evidentemente, no podía ser otro que lo que estamos presenciando por nuestras calles. Una población atemorizada, desquiciada, y por si no era suficiente, vigilando por las cuatro esquinas con tal de no encontrarse con agentes armados que salen de caza a diario. El 1984 de Orwel se está quedando pequeño. El que opine que su vida no ha cambiado – a peor- desde aquel 14 de marzo de 2020, que siga viviendo feliz. Entrar en disquisiciones con estos últimos es malgastar el tiempo y más cuando uno ha aprendido que lo que le molesta se evita y que donde la ignorancia habla, la inteligencia calla. Sin duda vivo más tranquilo así. Felicitar a este colectivo por su iniciativa y de paso, por la calidad de su trabajo reflejada en esta web.

  • Reply Xabi septiembre 29, 2020 at 6:51 pm

    Vaya discurso tan peligroso. Todo el mundo lo hace mal menos yo que no hago nada mas que colocarme por encima del bien y del mal.

Deja un comentario